NASA encuentra material orgánico antiguo y misterioso metano en Marte

 Curiosity, el laboratorio todo terreno de la NASA descubrió moléculas orgánicas en la superficie de Marte que abren la puerta para conocer si existe o alguna vez existió vida en ese planeta. Crédito: NASA/GSFC

Curiosity, el laboratorio todo terreno de la NASA descubrió moléculas orgánicas en la superficie de Marte que abren la puerta para conocer si existe o alguna vez existió vida en ese planeta. Crédito: NASA/GSFC

El explorador Curiosity de la NASA ha encontrado nuevas pruebas conservadas en rocas en Marte que sugieren que el planeta podría haber sostenido vida, así como nuevas pruebas en su atmósfera  que se relacionan con la búsqueda de vida actual en el Planeta Rojo. Aunque no son necesariamente pruebas de la vida misma, estos hallazgos son una buena señal para futuras misiones que exploraránn la superficie y el subsuelo del planeta.

Los nuevos hallazgos - moléculas orgánicas "duras" en rocas sedimentarias de cerca de 3,000 millones de años cerca de la superficie, así como variaciones estacionales en los niveles de metano en la atmósfera - aparecen en la edición del 8 de junio de la revista Science.

Las moléculas orgánicas contienen carbono e hidrógeno, y también pueden incluir oxígeno, nitrógeno y otros elementos. Si bien comúnmente se asocian con la vida, las moléculas orgánicas también pueden ser creadas por procesos no biológicos y no son necesariamente indicadores de vida.
"Con estos nuevos hallazgos, Marte nos dice que mantengamos el curso y sigamos buscando pruebas de vida", dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica en la sede de NASA, en Washington. "Confío en que nuestras misiones actuales y planeadas harán descubrimientos aún más impresionantes en el planeta rojo".

"El Curiosity no ha determinado la fuente de las moléculas orgánicas", dijo Jen Eigenbrode del Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, quien es autor principal de uno de los dos nuevos artículos de Science. "Ya sea un registro de vida antigua, alimento o haya existido en ausencia de vida, la materia orgánica en los materiales marcianos contiene pistas químicas sobre las condiciones y los procesos planetarios".

Aunque la superficie de Marte es inhóspita hoy en día, hay pruebas claras de que, en el pasado remoto, el clima marciano permitió que el agua líquida, un ingrediente esencial para la vida tal como la conocemos, se agrupara en la superficie. Los datos de Curiosity revelan que hace miles de millones de años, un lago de agua dentro del Cráter Gale contenía todos los ingredientes necesarios para la vida, incluidos los componentes químicos y las fuentes de energía.

"La superficie marciana está expuesta a la radiación del espacio. Esta radiación como los productos químicos agresivos descomponen la materia orgánica", dijo Eigenbrode. "Encontrar moléculas orgánicas antiguas en los primeros cinco centímetros de roca que se depositaron cuando Marte pudo haber sido habitable, es un buen augurio para que aprendamos la historia de las moléculas orgánicas en Marte con misiones futuras que profundizarán más".

Expulsiones cíclicas de metano

En el segundo artículo, los científicos describen el descubrimiento de variaciones estacionales del metano en la atmósfera marciana a lo largo de casi tres años del planeta, que son casi seis años terrestres. Esta variación fue detectada por el conjunto de instrumentos de análisis de muestras de Curiosity en Marte (SAM).

La química del agua en la roca podría haber generado el metano, pero los científicos no pueden descartar la posibilidad de orígenes biológicos. Anteriormente se había detectado metano en la atmósfera de Marte en columnas grandes e impredecibles. Este nuevo resultado muestra que los bajos niveles de metano dentro del Cráter Gale alcanzan su punto máximo en los cálidos meses de verano y disminuyen en el invierno cada año.

"Esta es la primera vez que vemos algo repetible en la historia del metano, por lo que nos ofrece una oportunidad para entenderlo", dijo Chris Webster del Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California, autor principal del segundo artículo. "Todo esto es posible gracias a la longevidad de Curiosity. Su larga duración nos ha permitido ver los patrones en esta 'respiración' estacional".

 Variaciones estacionales de metano en la atmósfera de Marte. Crédito NASA/GSFC.

Variaciones estacionales de metano en la atmósfera de Marte. Crédito NASA/GSFC.

Encontrando Moléculas Orgánicas

Para identificar material orgánico en el suelo marciano, Curiosity perforó rocas sedimentarias conocidas como mudstone en cuatro áreas del Cráter Gale. Esta piedra de lodo se formó gradualmente hace miles de millones de años a partir del cieno que se acumuló en el fondo del antiguo lago. Las muestras de roca fueron analizadas por SAM, que utiliza un horno para calentar las muestras (en exceso de 900 grados Fahrenheit, o 500 grados Celsius) para liberar moléculas orgánicas de la roca.

SAM midió pequeñas moléculas orgánicas que salieron de la muestra de roca de lodo -fragmentos de moléculas orgánicas más grandes que no se vaporizan fácilmente. Algunos de estos fragmentos contienen azufre, lo que podría haber ayudado a preservarlos, de la misma manera que el azufre se utiliza para hacer que los neumáticos de los automóviles sean más duraderos, según Eigenbrode.

Los resultados también indican concentraciones de carbono orgánico del orden de 10 partes por millón o más. Esto está cerca de la cantidad observada en los meteoritos marcianos y aproximadamente 100 veces mayor que las detecciones previas de carbono orgánico en la superficie de Marte. Algunas de las moléculas identificadas incluyen tiófenos, benceno, toluano y pequeñas cadenas de carbono, como propano o butano.

En 2013, SAM detectó algunas moléculas orgánicas que contienen cloro en las rocas en el punto más profundo del cráter. Este nuevo descubrimiento se basa en el inventario de moléculas detectadas en los antiguos sedimentos del lago en Marte y ayuda a explicar por qué se conservaron.

Encontrar metano en la atmósfera y carbono antiguo preservado en la superficie les da a los científicos la confianza de que el vehículo Mars 2020 de la NASA y el rover ExoMars de la ESA (Agencia Espacial Europea) encontrarán aún más compuestos orgánicos, tanto en la superficie como en el subsuelo superficial.

Estos resultados también nos informan  sobre las decisiones de los científicos mientras trabajan para encontrar respuestas a preguntas sobre la posibilidad de vida en Marte.

"¿Hay signos de vida en Marte?" dijo Michael Meyer, científico principal del Programa de Exploración de Marte de la NASA, en la sede de la NASA. "No lo sabemos, pero estos resultados nos dicen que estamos en el camino correcto".

Este trabajo fue financiado por el Programa de Exploración de Marte de la NASA para la Dirección de Misiones Científicas (SMD) de la agencia en Washington. Goddard proporcionó el instrumento SAM. JPL construyó el móvil y gestiona el proyecto para SMD.

NASA.