El Sol emite 7 llamaradas gigantes en 7 días

El sol emitió otra poderosa llamarada solar ayer (10 de Septiembre), la séptima en siete días.
La llamarada, que alcanzó su punto máximo a las 12:06 EDT (1606 GMT), cubrió América del Norte y del Sur con luz de alta energía. El Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (SWPC por sus siglas en inglés) publicó una declaración advirtiendo de fuertes apagones en las radios de alta frecuencia e interrupciones en los sistemas de navegación, que podrían durar hasta una hora.

Al igual que las otras seis llamaradas observadas desde el 4 de septiembre, ésta proviene de una mancha solar conocida como Región Activa (AR) 2673, que actualmente está alejándose de la Tierra y pronto estará fuera de vista al girar el Sol.

Llamarada Solar de potencia X8.2 captada por el Observatorio de Dinámica Solar de NASA el 10/09/2017. Crédito: NASA/GSFC/SDO

Llamarada Solar de potencia X8.2 captada por el Observatorio de Dinámica Solar de NASA el 10/09/2017. Crédito: NASA/GSFC/SDO

Hay tres categorías de llamaradas solares (Solar flares, en inglés), y la del domingo alcanzó la más alta clasificación: "X". Dos de las otras llamaradas también fueron de clase X, incluyendo ladel miércoles (6 de septiembre) X9.3, la explosión solar más fuerte en 12 años.

La advertencia de SWPC también se emitió para los astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional para que tomaran precauciones especiales, ya que están por encima de lade la atmósfera terrestre y por lo tanto corren el riesgo de exposición a la radiación dañina. La advertencia desalentó a los astronautas a realizar caminatas espaciales justo después de las llamaradas.

Llamarada solar del 10 de Septiembre de 2017 vista por todo el espectro de onda del Observatorio de Dinámica Solar de NASA. Crédito: NASA/GSFC/SDO

Llamarada solar del 10 de Septiembre de 2017 vista por todo el espectro de onda del Observatorio de Dinámica Solar de NASA. Crédito: NASA/GSFC/SDO

Al igual que muchas llamaradas de gran alcance, la del domingo fue acompañada por una eyección de masa coronal (CME por sus siglas en inglés), una enorme nube de plasma solar supercaliente que corre a través del espacio a millones de kilómetros por hora. La zona solar AR2673 ya no está apuntando directamente a la Tierra, pero este CME todavía puede darle al planeta un golpe de reojo, potencialmente sobrealimentando las auroras boreales el miércoles por la noche (13 de septiembre), por lo que se supone podrán ser vistas en lugares poco comunes más cercanos alecuador aunque aún en el hemisferio norte del planeta. así mismo se advierte que pueden existir fallos en las comunicaciones los días 12 y 13 de septiembre.

La actividad solar vista este mes ha tomado por sorpresa a los científicos, ya que el Sol está entrando en el mínimo solar, una parte tranquila del ciclo de cambio de aproximadamente 11 años de la estrella.