NASA le dará una luna a la Luna

NASA está desarrollando por primera vez una misión robótica para visitar un gran asteroide cercano a la Tierra, recogerá una piedra de varias toneladas de su superficie, y lo redireccionará a una órbita estable alrededor de la luna. Una vez que esté ahí, los astronautas podrán explorarlo y regresar con muestras en la década de los 2020s. Esta Misión de Redireccionamiento de Asteroide (ARM por sus siglas en inglés) es parte del plan de la NASA para avanzar en la nuevas tecnologías y los vuelos espaciales, experiencia necesaria para una misión humana al sistema de Marte en la década de 2030.
La NASA ha identificado varios asteroides candidatos y continúa la búsqueda de uno que podría ser redirigido hacia la luna en la próxima década. Desde el anuncio de la Iniciativa en 2013, el Programa de Observación de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA ha catalogado más de 1.000 nuevos asteroides cercanos a nuestro planeta, descubiertos por varios equipos de búsqueda. De los identificados hasta el momento, cuatro podrían ser buenos candidatos para ARM. Los científicos anticipan muchos más por descubrir en los próximos años, y NASA estudiará su velocidad, órbita, tamaño y giro antes de decidir sobre cual asteroide será el objetivo de la misión ARM.

ARM es una parte de la Iniciativa de Asteroides de la NASA. La iniciativa también incluye el proyecto Asteroid Grand Challenge, diseñado para acelerar los esfuerzos de NASA para localizar asteroides potencialmente peligrosos a través de colaboraciones y alianzas no tradicionales. El desafío también podría ayudar a identificar a los candidatos viables para ARM.

La NASA planea lanzar la nave espacial robótica ARM a finales de esta década. La nave espacial capturará una roca desprendida de un gran asteroide usando un brazo robótico. Después de recoger ese objeto del asteroide, la nave lo dirigirá a una órbita estable alrededor de la Luna llamada "Órbita Retrógrada Distante." Los astronautas a bordo de la nave espacial Orion de la NASA, en un cohete lanzado desde un Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) , explorarán el asteroide a mediados de los 2020s.

Los asteroides son materiales desecho de la formación del sistema solar. Los astronautas regresarán a la Tierra con muchas más muestras de las que nunca han estado disponibles para estudio, lo que podría abrir nuevos descubrimientos científicos sobre la formación de nuestro sistema solar y comienzo de la vida en la Tierra.

La misión robótica también demostrará técnicas de defensa planetaria para desviar asteroides peligrosos y proteger a la Tierra, si es necesario en el futuro. NASA elegirá un asteroide para su captura con un tamaño y masa que no pueda perjudicar a la Tierra, ya que se quemaría en la atmósfera. Además de garantizar una órbita estable, la reorientación de la masa del asteroide a una órbita retrógrada distante alrededor de la Luna también asegurará de que no llegue a la Tierra.

Tal vez lo más importante, de la misión ARM de la NASA es que permitirá avanzar mucho en la investigación para el envío de humanos por parte de NASA a Marte, poniendo a prueba las capacidades necesarias para una misión tripulada al planeta rojo en la década de 2030. Para obtener más información, lee "Cómo Asteroid Redirect Misión de la NASA ayudará a los seres humanos llegar a Marte."

Info: NASA